jueves, 16 de marzo de 2017

ME GUSTAS






Me gustas cuando ríes y te brincan
chiribitas de luz en las pestañas,
que bajan resbalando por tus labios
hasta el centro certero de mi calma.
Me gustas si preparas el café
porque su aroma huele a tus mejillas
cuando me besas para despedirte
y deseas que me cunda la mañana.
Me gustan tus pupilas cuando cantan
-son como un vaso de agua en el desierto-
cuando brillan de luz y de deseo,
cuando miran sin miedo a ser furtivas.
Me gustas cuando esperas mi llegada
y me regañas porque siempre llego tarde,
me gustan tus silencios, tus palabras
que son el alimento que me sacia.
Me gustas indefenso, sin las armas,
cuando peleas cuerpo a cuerpo con la vida,
cuando te desesperas si no ganas
y partes nuevamente desde cero.
Me gustas cuando dices que te gusto
y me siento un pellizco de canela.
Me gustas como un bol de chocolate.
Me gustas cuando digo que me gustas.

miércoles, 8 de marzo de 2017

DÓCIL ESPÍRITU




(Día internacional de la mujer)



Encierro en mi interior
                                         siglos de prejuicios
fui, según dicen, la que ofrecí la manzana,
la convertida en estatua de sal,
la apedreada por nombrarme mujer,
vendida y denostada por mí género.
Oculto en mí
                        un rostro detrás de un velo
                        un cuerpo dentro de una cárcel de tela
                        mis pensamientos, mis ideas.
Encierro en mí
                           la llama eterna de la vida
                           la ciencia de la abnegación
                           la espada de la humildad.
Oculto en mí
                        milenios de dolor, partos y guerras
                        de sangre derramada de mis hijos
de naufragios, de odio, de miserias.
Encierro en mí
                           el poder curativo del amor
                           la llave liberadora de la justicia
                           la fuente fresca de la sensualidad
No fui creada con unos brazos poderosos,
sino con un corazón generoso.
Por eso muero todavía por ello
                                                      por querer ser libre 
                                                      por querer vivir sin cadenas
                                                      por estar hecha de amor.
No acabará este vacuo sentimiento de desesperanza
hasta la liberación de mi dócil espíritu.

jueves, 2 de marzo de 2017

VIVIR CON DOLOR


Quizás habitas este planeta, con algo de ira,
agobiado, estresado, con miedo a vivir.
Muchas veces lamentas estar aquí,
porque los problemas y preocupaciones
te duelen y hieren tu alma, es la angustia
de no saber cómo y cuál será tu futuro.

Buscas fuera de ti, algo que llene tu alma,
tu corazón, que te haga feliz, que te evada
de este mundo problemático, tal vez
hayas recibido de la vida, un duro golpe,
quizás te duela la ausencia de alguien,
o convivas con alguna enfermedad,
en definitiva, te duela vivir.

Aún así, debemos cumplir la misión en la vida
para la que hemos sido creados, vivir.
Aún así, es tu obligación disfrutar el tiempo
que se te ha asignado, se valiente,
lo vivido y la forma en que vivas, servirá
de ejemplo para mucha gente, lejana o cercana a ti.

Hay gente que te admira, que te quiere, a veces
mucho más de lo que te quieres tú mismo.
Siéntete afortunado, ámate tú también,
acéptate, quiérete y ama tu vida,
queda mucho por vivir, ama a la gente,
ellos también sienten miedo lo mismo que tú,
no importa su origen, su color, su pensamiento.

No estás solo, el universo está lleno de seres
maravillosos que día a día superan su angustia.
Supérate, bucea en tu interior, ahí, tienes todo
lo que necesitas para ser feliz solo tienes
que sacarlo al exterior y compartirlo.
Todo cambiará, todo será más fácil y completo.

No vivas con dolor, sánate, renuévate,
nace a la vida, no mires atrás, excepto
para aprender de tus errores y corrígelos.
En tu mente está todo lo que necesitas
haz caso a sus señales, no la contradigas,
todo empezará a fluir como agua
inundando todo tu ser de amor y paz.