sábado, 22 de octubre de 2016

FADO AL AMOR



Un fado nace en mi boca
ahogado en mi corazón,
ligado va a mi persona,
como una sombra de ayer
reflejada en un espejo.
Sus ojos clava en los míos
y su boca se lamenta,
con nostalgia de un amor,
de un amor allá en el puerto.

Un amor que ya navega
mar adentro, muy profundo,
donde allí la oscuridad
le devora por momentos.
Un amor que ya naufraga,
pues no sabemos nadar 
y morimos… y  morimos…
y este amor sucumbirá.

Si mi alma navegante
pudiera al fin atracar
en el puerto de tu boca,
no cantaría llorando
este fado, esta agonía,
esta saudade, este dolor,
alma vencida, noche perdida,
desolación, por un amor
que no murió, por un amor
que todavía vive en el mar.

Esto es el Fado amor,
triste lamento, desolación,
cuitas, ausencias, un fado
no es, ni será nunca
una canción para el amor,
pero en el viento nos deja
momentos de una pasión.


video

miércoles, 19 de octubre de 2016

DÍAS



Los días que el sol me sorprende dormida
y mi espíritu despierta soñador,
sin sombras ni ausencias…
los días en que el aroma a pan y café
despiertan mi voluntad
y me trasladan a la niñez…
los días en que mi luz compite
con la claridad del amanecer
y la espuma de la dicha
rodea mi persona…

Esos son los días de mi vida
que me siento infinita.

Esos días en que mi mente crea
y mis ojos acarician el filo de un poema
o el color de un lienzo…
esos llenos de frenética actividad
en los que parece que el mundo termina hoy…
esos en los que el amor te sorprende
detrás de unos labios con risas de chocolate,
unas manitas diminutas te acarician,
y unos ojitos te miran llenos de felicidad…

Esos son los días  de mi vida
que se asemejan a la eternidad.

Aquellos llenos de luces y sombras,
de juegos y aventuras,
descubrimientos y decepciones…
aquellos días lejanos, de despertar
a la realidad de la vida,
de crecimiento, de amistad, de lucha…
aquellos en los que veinticuatro horas
eran veinte segundos,
aquellos que viví como entonces supe hacerlo …

Aquellos fueron los días de mi vida
que me hicieron soñar y ser más fuerte.


En todos ellos, siempre estabas tú.

(Felicidades mamá)

ELLA



ELLA

Déjala a ella que sea pájaro
             que se cobije bajo las nubes,
que nos oriente con su vuelo
                                                 que sueñe bajo las estrellas,
que vuele hacia la luna llena
  que veloz, atraviese el viento.
Déjala que despliegue sus majestuosas alas
    sobre la bondad humana,
que sea paloma con pico de olivo
          buscando paz. 

No pienses que porque nadie
la acompañe en su vuelo,
no acomete la misión
para la que ha sido creada.
No intentes encerrarla en una jaula
               porque su corazón es libre.
Déjala a ella que sea pájaro
             y tú
                      intenta ser más humano.

¿No sabes que si cortas sus alas, morirá de tristeza? 






domingo, 16 de octubre de 2016

¡VIDA!




¡No, nada de nada, no!
Nada le debo a la vida,
todo lo que me ha regalado,
se lo he devuelto con creces.
Todo lo que he conseguido
me ha costado muchas lágrimas
y alguna, más bien pocas, alegrías.
Ahora estamos en paz, dudosa paz,
tú me arrebatas, yo te quito,
tú me amenazas, yo te maldigo.
Cerca más del final que del principio,
veo tu cara, indiferente y justiciera.
Dulce para los que malean por las calles,
agria para los que te aprecian y te cuidan.
Mala madre serás para tus hijos,
si no les das calor en la derrota,
si no les brindas paz en el tormento,
si no vuelves contra ellos tus caricias...

…El alma se rinde ante tu peso
y a veces desfallece,
pero como a las olas del mar,
tú nos enseñas a no morir nunca.
Cuando lo olvidamos,
nos enseñas a reír, a oler a primavera,
a dejarnos cegar por el sol y su calor
y admirar las estrellas de nuevo.
Cuna y tumba somos,
y aunque hoy todo me conduce a su contrario
y el tedio alborota mis recuerdos,
te estoy agradecida por enseñarme a ser más humilde,
más cierta, más humana.
Agradecida por poder ver la luz
y poder escuchar los sonidos,
agradecida por estas manos que escriben,
por estos pies que caminan,
por esta mente que a veces desespera
y no  siempre sabe apreciar tu grandeza.


jueves, 13 de octubre de 2016

FADO DE LÁGRIMA TRISTE


Ya me quedó en el pecho
la forma de querer tanto,
sueño cuando estoy despierta
y despierta por ti sueño.
Si supiera que muriendo,
volvería yo a encontrarte,
muriendo me dejaría
la vida por poder verte.

Fado de lágrima triste,
salada como la mar,
yo te busco en la tormenta
cuando tu saliste al mar.

Ya la luna solitaria
brilla marchita en el cielo,
nos volveremos a ver,
sonreiremos, nos detendremos
y hablaremos como extraños,
el amor que ayer tejimos
se irá como viento al mar.
Volverás a tu rincón y
yo volveré a sentir
que lo que fui para ti,
es alguien que conociste.

Fado de lágrima triste,
salada como la mar,
yo te busco en la tormenta
cuando tú saliste al mar.







FADO



La estrellas que te cubren
y la luna que te alumbra,
todas las noches las beso,
porque saben una a una
todo lo que ocurre en mí.

Vivir sin esperanza la vida
y la muerte sin morir,
es Fado porque suspiro,
Fado por vivir sin ti.

El tiempo que nos separa,
el tiempo que no viví,
es como tiempo perdido
el tiempo del verbo amar
sin pronombres, ni latidos.

Las nubes lloran tu marcha,
las calles están mojadas,
por un amor que vivió,
por un amor que ahora muere,
lentamente sin remedio
en un mar de confusión.


SAUDADE


Fado nació en un día
cuando el otoño asomaba,
yo echaba tu piel en falta.
El aire de tu garganta y
en mis labios tu beso triste,
me dijo adiós con los ojos
y una lágrima de mar
asomó tras tus pestañas.

Fado porque soy una isla
perdida dentro de mi
y esta saudade que crece
me amuralla con su forma.
Una nube allende el mar
hacia mis ojos camina
y amenaza con romper
derramando en mí el océano
de sus aguas turbulentas.

Fado en mis manos vacías,
cuando entonces las llenabas
con todo tu corazón y
mi corazón cabía en las tuyas
sin atisbo de dolor.


Y ese mirar sólo tuyo,
amor que fuiste el primero,
qué perfecto el corazón
en mi pecho moriría
si el tuyo habitara dentro
de mi pecho en agonía.