sábado, 27 de febrero de 2016

ARMONÍA



¡Cómo pintar la vida y sus colores!
¡Cómo pintar la magia de un paisaje!
¡Cómo decir con todas las palabras
lo que el alma nos dicta sin ambages!

Como un bosque define sus colores,
como el mar azulea el horizonte,
así escoge mi mano en la paleta
la forma y el color que corresponde.

Caballete, pincel y lienzo en blanco
para captar la luz en un segundo.
Tu amor, tu sentimiento, tu coraje
para volcar el arte sobre el mundo.

Pintaré la belleza de la tierra,
del azul, del celeste y su armonía.
Pintaré lo que vea en mi retina.
Crearé un lienzo nuevo cada día

jueves, 25 de febrero de 2016

VAGABUNDA


TU DULZURA


SUEÑOS Y ESTRELLAS


SAETA



PAISAJES


OLA


MUJER TENÍAS QUE SER


ESPÉRALA


EL INMENSO


EL CAMINO


TU RISA- MI RISA


LA LUNA PARA QUIEN LA SUEÑA


La luna para quien la sueña, pienso
y los planetas para los viajeros
para los que se mueven los primeros,
para los que promueven el consenso.

Pero la luna es tierra del inmenso,
de sueños, de ilusiones, de veleros
de viento navegando sin remeros.
                                    La luna es para quien la sueña, pienso.

La luna no precisa de razones
porque su corazón va acompasado
a ese sol que recorre el universo,

atado a una galaxia de neones.
Su lado visto de luz coronado,
su cara triste siempre en el reverso.

PRISIONES


UN PELDAÑO


No voy a permitir que me lastimen,
que me partan la vida en mil pedazos,
que me opriman el alma con los lazos
del miedo, del chantaje o del olvido.

No voy a consentir frenar el vuelo
que he emprendido en la vida, aunque me apena,
la llaga de sufrir esta condena
que alimenta el dolor y me lastima.

No voy a compartir con más infames,
mi júbilo, mi candor o mis miserias,
mi palabra, mi amor, todas mis serias
intenciones de darme por entero.

No voy a repartir a manos llenas,
ni alegría, ni gozo, ni tristeza,
ni sollozos, ni risas, ni paciencia
porque siembro simiente y no recojo.

Compartir, repartir es lo que anhelo,
permitir, consentir, que me valoren
y no ser un peldaño en la escalera
para llegar arriba a cualquier precio.












miércoles, 24 de febrero de 2016

ORACIÓN A JESÚS DE MEDINACELI







Cubierto de morado... ¡Penitente!

No nos dejas caer en el olvido,
cuando vemos tu cuerpo escarnecido,
con espinas clavadas en tu frente.

Tu mirada, profunda y persistente,

llega a mi corazón, que arrepentido,
por tu perdón se siente conmovido;
y por tu amor –que todo lo consiente–

A tu puerta llamé para ofrecerte

estos versos escritos con el alma,
que vagaba perdida y desolada.

Mi camino seguí, y aún con no verte,

desde entonces Señor... siento esa calma
que me llega de ti cada alborada.